El Ministerio de Igualdad guardó un borrador de la ley de igualdad de las personas trans, en el cual permitirá cambiar de sexo en el registro sin tener un informe o tratamiento médico a partir de que la persona tenga  entre los 12 y 16 años con consentimiento de sus tutores legales.

Esta ley pretende modificar algunos aspectos de la Ley de 2007, aprobada por Rodríguez Zapatero, que sigue considerando que la transexualidad es como una enfermedad.

En la reunión de la semana pasada con la ministra Irene Montero y la vicepresidenta Carmen Calvo, Igualdad aspira a iniciar la tramitación del proyecto alrededor de la primera quincena de febrero.

 

Cambios y novedades

En esta reunión se aclaró como principal novedad, la eliminación el requisito de diagnóstico de disforia de género para el cambio de sexo en el registro y será suficiente la libre declaración de la persona interesada.

En cumplimiento de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y en línea con el informe de la ponencia que aprobaron los principales grupos parlamentarios en 2019.

Se elimina el requisito de la mayoría de edad para solicitar la rectificación de la mención registral del sexo.

Además, el cambio de sexo en el registro no alterará las causas jurídicas abiertas con anterioridad a la modificación registral.

La rectificación de la mención registral al sexo no obliga a cambiar el nombre y, para facilitar la plena inclusión de los menores trans, se les permitirá cambiar el nombre sin rectificar el sexo.

 

Medidas del Ministerio de Interior

 El Ministerio del Interior adoptará las medidas necesarias para que los documentos oficiales de identificación puedan omitir, si lo desea el afectado, la mención relativa al sexo.

En las prácticas deportivas las personas trans participarán según su sexo registral y no se podrán realizar pruebas de verificación de sexo.

Y por último, las personas trans presas también tendrán derecho a que se les trate según su sexo registral, aunque podrán pedir ser separadas de ese grupo si temen que se pongan en riesgo su seguridad o intimidad.

 

Se establecerán también incentivos para la contratación de personas trans, ya que cuentan con más dificultad para ser insertadas en mundo laboral.

Las personas trans que se encuentren en prisión, también tendrán que ser tratadas según su sexo registral.

Foto:RTVE

Deja un comentario