El funcionamiento de Sputnik V es equivalente al de la vacuna de Oxford-AstraZeneca y se basa en un adenovirus. A diferencia de la realizada en Reino Unido, la vacuna rusa combina dos vectores diferentes.

Cuando Rusia anunció su vacuna a mediados de agosto, el mundo les miró con incredulidad. Fueron los primeros en desarrollar una vacuna con éxito, pero no ha sido hasta ahora cuando investigadores rusos han publicado sus resultados con la vacuna Sputnik V

Los resultados fueron publicados en The Lancet, en la que indican que la vacuna rusa es segura y dispone de una elevada eficacia.

 

Según los datos obtenidos con el ensayo, la vacuna ofrece una eficacia media del 91,6% tras las dos dosis necesarias, en comparación con aproximadamente el 92 y 95% obtenido por las vacunas de Pfizer y Moderna.

En las pruebas, el 75% de los voluntarios recibieron la vacuna mientras que el 25% un placebo. Los investigadores detectaron solo 16 personas con covid sintomática (un 0,1%) entre los vacunados, en comparación con los 62 casos de los no vacunados (el 1,3%).

 

Para los efectos adversos, únicamente el 0,2% de los vacunados mostró algún síntoma, aunque no se relacionado con el ensayo.

Para los mayores de 60 años, la eficacia de esta vacuna es del 91,8%, porcentaje similar al de los jóvenes entre 18 y 30 años, donde se obtuvo una eficacia del 91,9%. Se espera que este ensayo continúe durante las próximas semanas, hasta ampliar los datos con 40.000 voluntarios.

Tras estas pruebas se comunicó 4 muertes, pero ninguna se consideró asociado a la vacunación. «Esto significa que otra vacuna puede unirse ahora a la lucha para reducir la incidencia de la covid-19», asegura. 

«Nuestro análisis provisional del ensayo aleatorio y controlado en fase III ha demostrado una gran eficacia, inmunogenicidad y un buen perfil de tolerabilidad en participantes de 18 años o más», afirma Inna V Dolzhikova, del Centro Nacional Gamaleya de Investigación en Epidemiología y Microbiología (Rusia).

 

Aunque el estudio no se diseñó para evaluar la eficacia de un régimen de dosis única, los resultados apuntan a la aparición temprana de un efecto parcialmente protector entre los 16 y 18 días después de la inmunización con una dosis única; el equipo recibió recientemente la aprobación para investigar la eficacia de una única dosis.

Los autores señalan, además, la necesidad de realizar más investigaciones para estudiar la vacuna en adolescentes y niños y en mujeres embarazadas.

El ensayo está en curso y pretende incluir a un total de 40.000 participantes.

 

Deja un comentario