Yoga

¿Qué propósitos te has planteado para este nuevo año?

Comenzar un nuevo año siempre trae nuevos objetivos y propósitos: Hacer deporte, comer mejor, cambiar de trabajo, ir al gimnasio o perder peso son de los más usuales. Pero, ¿Cómo conseguirlos y no fracasar en el intento? Te damos algunos consejos:

Objetivos a corto plazo para hacer un objetivo mayor

Normalmente nos ponemos un objetivo demasiado lejano, lo que hace que tardemos mucho en conseguirlo, nos desmotivemos y tiremos la toalla. Para que esto no pase elige objetivos más «reales» y a corto plazo, ve ampliando cuando los vayas consiguiendo. Así te será más fácil ver el avance y llegar al objetivo final.

 

Propósitos que se conviertan en hábitos

Si quieres comer mejor, por ejemplo, debes adquirir un hábito para siempre. De lo contrario, conseguirás cambiar tu forma de comer durante un tiempo pero no para siempre. Debes encontrar formas atractivas de comer saludable y que se conviertan en un habitual. Hay miles de recetas muy saludables y con pocas calorías que te pueden ayudar en este sentido.

Esto también puede aplicarse en cualquier otro ámbito que quieras mejorar. Si no consigues una motivación y crear un hábito, nunca será indefinido.

 

Date algún capricho

Si trabajas mucho por tu objetivo, también puedes agobiarte. Por eso, siempre es bueno tomar un día de descanso. Darte un capricho (como una pizza tras una semana de comer equilibrado), un día sin hacer ejercicio, o un descanso laboral. De esta forma no quedarás con las ganas de hacerlo y por un día que te saltes la rutina no va a afectar al resultado final.

Contar con apoyo de amigos o familiares

Que algún amigo o familiar te apoye e incluso ayude a conseguir tu propósito también es positivo. Por ejemplo, alguien que se anime a hacer deporte contigo, o se comprometa en ayudarte a cocinar el menú diario. O solamente con los ánimos que pueda proporcionarte, ya pueden hacerse más fáciles tus propósitos.

Recuerda, en la voluntad y la actitud está el secreto del éxito. ¡Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes!

 

Deja un comentario