En el caso de que las tres fuerzas, ERC, JxCat y CUP se pongan de acuerdo,  se alza la posible solución para el acuerdo independentista en Cataluña.

El resultado en escaños muestra un claro empate entre los socialistas y ERC  a 33 escaños, a tan solo diputado de ambos. Pese a la declaración de intenciones de Illa.

Salvador Illa anunció que se presentaba como candidato a las elecciones catalanas, eso le ha costado el cese como ministro de Sanidad en el Gobierno de España.

Al conocer que el PSC fue el que más votos obtuvo en los comicios, indicó que “se presentaría a la investidura”, por lo que ya ha empezado su ronda de contactos.

Estos recientes movimientos no dejan dudas sobre la voluntad de perseverar en el camino de la anterior legislatura.

 

Sin embargo, las tensiones entre los tres actores, desde los posibles términos de la CUP para invertir un candidato, hasta las diferencias del gobierno anterior entre Junts y ERC, llevarían a la opción B.

Si no hay acuerdo de independencia o no se avanza una agenda progresista, podría surgir la pregunta: ¿y si el PSC apoyara al bloque independentista?

Y aunque contara con el apoyo de Cs, PP y Vox, Illa se quedaría en 53 escaños, lejos de los 68 necesarios, e incluso incluyendo En Comú Podem, que es realmente poco probable, recibiría solo 61 diputados.

Tras la ronda de consultas con los líderes de las fuerzas con representación parlamentaria, el presidente de la cámara propondrá a uno de los 135 diputados como candidato a la investidura.

 

En este caso, si el candidato no llega a los 68 escaños puede someterse dos días después a una segunda votación: aquí bastaría con una mayoría simple, más votos a favor que en contra.

De no haber acuerdo, los ciudadanos catalanes tendrían que ir por segunda vez a votar.

 

Deja un comentario