Fotografía: Fotograma de la película "Troya"

Si se confirma, puede ser uno de los grandes hallazgos de la historia

Este puede ser un gran hallazgo en la historia. El Caballo de Troya cambió el resultado de una guerra en la antigüedad. Un lugar que, hasta el momento, solo era considerado como una leyenda. Sin embargo es posible que existiera.

El hallazgo fue descubierto por equipo de arqueólogos turcos. Trabajaban en la localidad de Troya, en las colinas de Hisarlik. Descubrieron la gigantesca composición de madera que creen que son los restos del popular Caballo de Troya; según informa The Greek Reporter. La composición de madera estaba en las paredes de la vieja urbe de Troya.

 

El Caballo de Troya es considerado por la mayor parte como una composición mítica. Los poemas épicos tradicionales cuentan la crónica de la guerra de Troya y el extenso viaje de Ulises de regreso a Ítaca. Aunque curiosamente, las historias no cuentan con el icónico caballo de madera.

El Caballo de Troya se utilizó como táctica para adueñarse de Troya y triunfar la guerra por completo. La historia del Caballo de Troya surge de forma más prominente en la Eneida de Virgilio, un escrito latino de la era gubernamental de Augusto en Roma. Se hizo creer a los troyanos que era un presente para firmar la paz, cuando en su interior se escondían los guerreros, que asolaron la ciudad y se hicieron con el poder. Troya era un lugar infranqueable por sus murallas y vigilancia.

De esta forma los arqueólogos comenzaron a tener en cuenta que el hallazgo es, por cierto, los restos del presente que los griegos utilizaron para conquistar la vieja Troya.

 

Hay muchas posibilidades de que sea el verdadero Caballo de Troya

Los arqueólogos que lideran la excavación comentan que poseen un «alto grado de confianza» en que la composición está realmente asociada al caballo legendario.

“Las pruebas de datación por carbono y otros análisis han sugerido que las piezas de madera y otros artefactos datan de los siglos XII y XI aC. Esto coincide con las fechas citadas para la guerra de Troya, por muchos historiadores antiguos como Eratóstenes o Proclo. El montaje de la obra también coincide con la descripción realizada por muchas fuentes. No quiero parecer demasiado confiado, ¡pero estoy bastante seguro de que es real!”.

 

Deja un comentario