El ritmo de vacunación facilitará que para el verano la mascarilla pueda dejar de ser obligatoria al aire libre

Más de un año después de la fatídica llegada del coronavirus (Covid-19) a nuestras vidas y el comienzo del uso de la mascarilla, las personas que ya están vacunadas ansían por saber cuándo podrán dejar de lado por fin las mascarillas y todas las normas que se han impuesto desde el comienzo de la pandemia. Por lo que, mediante vacunacovid.gob, el Gobierno ha decidido explicar cuándo podrá ser responsabilidad de cada uno, es decir, que no será obligatorio el uso de las mascarillas y toda la información posible sobre las vacunas, entre otras muchas cuestiones más al respecto.

Un ejemplo de lo que acabamos de mencionar anteriormente es el siguiente. `Pzifer administrará 4,8 millones de vacunas en abril a España: pues su creador afirma que los vacunados no contagian.´´

 

Los vacunados pueden contagiar, por eso debemos seguir llevando mascarilla en sitios cerrados

Debemos señalar que es primordial, el hecho de seguir llevando aún las mascarillas. Actualmente sigue siendo obligatorio su uso tanto para las personas que están vacunadas, como para las que no. Debemos seguir teniendo precaución, aunque un gran número de la población ya sea inmune, puesto que ¡el hecho de estar vacunados no conlleva que no podamos transmitir el coronavirus!

Aunque estemos vacunados, corremos el riesgo de poder seguir contagiando a otras personas que incluso sean de más vulnerables, y por tanto, de riesgo. Así mismo, debemos entender que es muy importante ser conscientes de la situación, que por desgracia aún estamos viviendo. También entender que las mascarillas deben seguir siendo nuestro principal complemento en el día a día. Sin olvidar por supuesto la distancia interpersonal, un frecuente lavado de manos y desinfección de cada objeto con el que tengamos contacto. También limitar el círculo de amistades, intentar realizar cualquier actividad o encuentro al aire libre y evitando todo lo posible los espacios cerrados, y por supuesto, mantenernos aislados en casa si tenemos contacto con un posible positivo o si tenemos dudas de serlo nosotros mismos.

 

Las mascarillas dejarán de ser obligatorias cuando se vea un considerable descenso en el número de contagios, para así ir volviendo a la normalidad poco a poco. Aunque fundamentalmente, depende como ya hemos dicho, del ritmo de la vacunación.

Inmunidad VS Mascarilla

Citando a la página del Gobierno mencionada con anterioridad, «Cuantas más personas se vayan inmunizando, menor probabilidad habrá de que el resto (en particular los más vulnerables a padecer enfermedad grave) se expongan al virus, o al menos a altas cargas víricas´´.

Por lo que, si seguimos siendo responsables y el curso de la vacunación actual continúa así, en torno al verano podríamos dejar definitivamente a un lado el uso de las mascarillas.

 

En el momento en el que las personas mayores de 40 años y los profesionales en riesgo de contacto directo se hayan inmunizado, podríamos empezar a hablar de la desaparición de estas. Es decir, cuando una gran parte de la población esté vacunada. Se cree que esto sucederá en torno a la temporada estival. Pero hasta que llegue ese momento, debemos seguir teniendo toda la precaución y cuidados posibles, para evitar cualquier tipo de riesgo.

Por desgracia, aunque aún no hemos podido vencer del todo el problema, si continuamos con un uso correcto de las mascarillas y todas las medidas de seguridad impuestas, ¡pronto podremos decir definitivamente «Adiós´´ a las mascarillas y a ganar la batalla!

 

Deja un comentario