Master chef

Fotografía: RTVE.es (MasterChef)

El joven conmocionó al jurado de MasterChef con lo ocurrido en su vida

MasterChef es uno de los programas más vistos de la televisión y justo la semana pasada comenzó su nueva edición. En una primera fase, los aspirantes tuvieron que hacer una prueba de cocina rápida ante el jurado para que estos decidieran si entraban definitivamente al concurso o no.

 

En estas pruebas, el aspirante más joven del concurso de cocina MasterChef, José María, levantó los sentimientos del jurado y de los espectadores con su historia. Una vida dura que le ha permitido ser totalmente independiente. «Estoy estudiando y me pago yo mi piso y todos mis gastos», explicaba. «Necesitaba un cambio de aires y por eso decidí venir aquí y probar suerte, al ver que a mucha gente le había abierto puertas».

Y es que según contaba, no conoce a su padre y su madre es toxicómana y vive en la calle. Además una de sus hermanas murió con nueve meses por un accidente de tráfico. Quien le crio ha sido su abuela, por la que siente un amor incondicional, por eso llamó así a su plato «Amor de abuela». Era un bacalao confitado con mouse de mejillones, el cual el jurado calificó de «platazo». Desafortunadamente, ahora tampoco puede vivir con su abuela porque tiene principio de Alzheimer.

 

Además del éxito de su plato, Pepe y Jordi añadieron que era una persona que sabía superar obstáculos, por lo que recibió el beneplácito del jurado para entrar en el concurso. Y por ahora le ha ido muy bien, pues en el primer programa ya logró subirse al balcón al superar la prueba de equipo y ver desde allí a los nominados que no corrieron la misma suerte. El joven promete y seguro que va a dar mucho de hablar junto al resto de concursantes de MasterChef.

 

Deja un comentario