carne

«Donde se ponga un chuletón al punto, eso es imbatible»

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, pidió reducir el consumo de carne en España. El país es el que más consume de la Unión Europea y además entran en juego las emisiones de CO2. Para poca cantidad de carne se libera mucho CO2, mucho más que con cualquier otra proteína. Pero más aun cuando se trata de carne de vacuno, y en menor medida el cerdo y el pollo.

Garzón no ha hecho más que seguir las recomendaciones de la OMS, pero aclaró posteriormente que «no estaba pidiendo que se dejara de comer carne, sino que se reduzca su consumo». La carne está indicada y es parte fundamental de la dieta mediterránea, siempre que no se tenga una orientación vegetariana o vegana.

 

La noticia no ha sentado muy bien a la industria cárnica y ganadera, que dedican toda su labor a la distribución de carne. Aunque el ministro ha indicado que está en permanente contacto y reuniones con el sector.

Han sido  muchas las opiniones que se han estado escuchando de las diferentes formaciones políticas. El Partido Popular, por ejemplo, ha estado defendiendo el consumo de carne con fotografías.

 

Pero la reacción más sonada ha sido la del propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Ha sido en Lituania cuando los periodistas le han preguntado al respecto del comunicado de Garzón. Su respuesta ha sido contundente: «Hablo en lo personal, a mí donde me pongan un buen chuletón al punto, eso es imbatible». 

Justamente estaba produciéndose una entrevista con Garzón en el programa de las mañanas de La Sexta «Al Rojo Vivo», que prácticamente lo ha escuchado en directo. «Lo prefiero poco hecho», dijo bromeando. Insistía así de nuevo en que «no significa no consumir carne, solo hacerlo siguiendo las indicaciones sanitarias».

 

Deja un comentario