Fotografía: Twitter @CrsitinaD20

La joven compartió una foto del top que llevaba e indicó que se sentía discriminada por el chófer del autobús

Polémica en un autobús. Una adolescente valenciana publicó un mensaje en Twitter que no tardó en hacerse viral. En él denunciaba a la Organización Municipal de Autobuses de Valencia (EMT) pues uno de los conductores no le había autorizado subirse a uno de sus vehículos. El motivo, en teoría, estaba en la ropa que la adolescente llevaba puesta.

«Me han prohibido entrar a un autobús de Valencia por ir escotada y poder ofender a los otros pasajeros», decía en su Twitter.

 

Acompañando su queja sobre la Compañía Municipal de Transportes de Valencia (EMT Valencia), la adolescente colgó una foto del estilismo que lucía en el instante en el cual el conductor le denegó la entrada.

Varios usuarios se preguntan si la vestimenta es fundamento suficiente para prohibir el acceso a un pasajero.

En este sentido y conforme el Reglamento de Prestación y Uso del Transporte Urbano en autobuses para la Localidad de Valencia «el individuo que conduce está facultado para prohibir la entrada al autobús y bajar a los individuos usuarias que incumplan el presente reglamento».

 

Pero a su vez, no existe un código de vestimenta determinado para subir al transporte público. Además, si que se indica que hay que tratar con respeto a los usuarios.

Sobre las prohibiciones que instituye la citada regla para los individuos que viajen en los autobuses, no hay definitivamente nada que hable referente a cómo éstas vistan. Lo cual sí deja claro es que está prohibido fumar, tomar alcohol, tomar drogas o «cualesquiera actos contrarios a la buena convivencia».

 

La empresa pública respondió al comentario diciendo: «Gracias por comentarnos. Por favor, si nos indicas más datos por DM podemos investigar mejor qué ha ocurrido para tomar las medidas necesarias. Gracias y sentimos la mala experiencia».

Después, la chica subió a otro autobús público con el que no tuvo problema.

Deja un comentario