La cantante decía en la canción que Piqué «le dejó de vecina a la suegra», lo que parece no hacerle mucha gracia

Shakira ha creado estos últimos días un debate entre lo que está bien o no hacer cuando hay una ruptura, y por supuesto, cuando hay hijos de por medio. La cantante colombiana consiguió junto al productor argentino Bizarrap el número uno durante varios dias seguidos gracias al tema que han sacado juntos. Los fans de ambos, fieles a sus gustos, han conseguido millones de reproducciones del tema en diferentes plataformas, tanto en youtube, como spotify, apple music, etc.

La letra de la canción dejaba claro que la relación de ambos, que habría durado más de 10 años, había finalizado para siempre. Los mensajes han sido bastante directos hacia Piqué, ya que en llos deja claro su frustración porque la haya «reemplazado». Sin embargo, para sorpresa de muchos, la letra no trata de una «tristeza por sentirse reemplazada por otra», si no que Shakira ha aprovechado para recordar a todas las mujeres que este tipo depersonas no deben hacerlas sentir así.

Ya no solo se convierte en un himno para las mujeres, que deben ser fuertes y sacar partido hasta de situaciones tan negativas como estas, si no que se convierte en una crítica personal de lo vivido hasta ahora. Esto ocurre cuando Shakira decide, no solo mencionar a la nueva pareja de Piqué, si no que también lo hace con su suegra.

Shakira y Bizarrap en la sesión que les hizo conseguir en número uno
Shakira y Bizarrap en la sesión que les hizo conseguir en número uno

La nueva referencia a su suegra tras la canción: una bruja apuntando hacia su casa en el balcón.

La cantante ha estado estos últimos días reproduciendo la canción a volumen elevado desde su residencia de Barcelona. Esto parece una simple celebración del éxito conseguido, pero se podría interpretar como un mensaje que lanza hacia su exsuegra, la made de Piqué.

La madre del futbolista vive justo en la casa de enfrente de la de Shakira. Muchos fans de la cantante han acudido a la residencia y han podido observar la bruja que Shakira ha puesto en su balcón, apuntando hacia la casa de su exsuegra.

Muchos han supuesto que este enfrentamiento se pueda deber a que los padres de Piqué conocían la relación del mismo con Clara Chía aún estando con Shakira. Sin embargo, esto no se ha podido confirmar.

Lo que está claro es que Shakira seguirá haciendo música que hable de sus sentimientos y de sus experiecias, por lo que puede que podamos volver a tener otra puerta abierta hacia lo ocurrido más adelante.